La sonrisa del Pilier

Hace un mes me dieron permisos para editar la página web y, sobre todo, el blog del club. “Hay que” subir información del club, noticias, crónicas y bellas historias de rugby. De esas sentimentaloides que emocionan a un abuelo rugbier transformado en cantante melódico* y francés.

Uno, que es bien mandado, se afana en escribir una bonita reflexión sobre los tipos de palmadas que existen. Los tipos de palmadas que se dan en el Rugby Ávila Club. Demuestra conocer los entresijos del club narrando con precisión cada tipo y cada circunstancia. Incluso, concluye, hay una palmada, el santo grial de las palmadas, de ánimo y apoyo. Nunca vista. Jamás ejecutada.

Y uno, que es bien mandado, se afana en completar su texto con una foto para dar más categoría a la publicación. Y elige una gran foto. Y publica la entrada. Y recibe palmaditas, de esas raras que habla el texto. Pero este club es odioso, cruel y dañino. Todas las palmaditas de las que habla el texto las recibe la foto.

Y para más recochineo se plantea un concurso de relatos breves inspirado en la foto. ¿De qué se ríe el pilier? Con premio incluido, una sudadera del club. Años escribiendo chorradas y ni un triste gracias. ¡Malditos ingratos! Pero el karma está de mi parte. Cero participantes. Premio desierto y sudadera intacta, con todas las demás en una caja, en mi casa.

Ahora me tomaré la revancha. Aquí está mi relato:

“Fotógrafo, qué calvo estás”. Sonríe. Fin.

Gracias por este premio. Me hace muy feliz. Vestiré la sudadera con mucho orgullo. A partir de hoy la luciré por entrenamientos y bares. (extracto del discurso de aceptación del premio).

Cronista (rencoroso).

*Stilly Daddy – Trío On The Beach (https://open.spotify.com/artist/45jCDAkaWevflZEinzZEuT)

1 comentario en «La sonrisa del Pilier»

Deja un comentario