No me toques las palmas

Una investigación reciente de la Universidad de Dakota (-¿Dakota del Norte o del Sur? -mimimimi) ha catalogado los tipos de palmadas que existen. El Rugby Ávila Club además de su conocida faceta deportiva tiene una faceta divulgativa. Por ello, pasamos a resumir el artículo.

  • La palmada en el pecho. Punitiva. Lírica. Dolorosa.

La atención a los detalles es necesaria en todos los aspectos de la vida y en todos los momentos. No permite relajación ni tomando una cerveza con amigos. La denuncia social viene acompañada de un clamor popular. Algunos dirían que de una especie de canción de victoria. Luego la pugna por ejercer de verdugo y, por último, la ejecución del castigo. Celebrado con chanzas y vítores cuánto más sonora y sonrojante es la palmada.

  • La palmada en el hombro. Cómplice. Amigable. Festiva.

La celebración de la amistad se gestiona de manera torpe y violenta. Normalmente es una acción desproporcionada. Agresividad gratuita. Un fuerte golpeo en la zona del brazo/hombro acompañado de palabras más o menos ofensivas Disonancia cognitiva. Falta de coherencia. Ofensa verbal, violencia física, tono amable.

  • La palmada en la cabeza. Celebración. Castigo. Desconcertante.

El principio de acción y reacción establece que toda acción provoca una palmada en la cabeza de fuerza proporcional. Esta ley establece una palmada en la cabeza estándar, neutra, de valor absoluto. No tiene carácter positivo o negativo. Una acción. Una palmada en la cabeza. La mayoría de los casos estudiados establecen que una acción positiva recibe una palmada de fuerza mayor pero no es una regla general.

  • La palmada en la espalda. Salvadora. Necesaria. Médica.

La palmada en la espalda se da por prescripción médica. Una o varias palmadas repetidas en la zona entre los omoplatos. Siempre cuando la situación lo exige. Atragantamiento con paella o cerveza en el tercer tiempo.

  • La palmada en la espalda con palabras de ánimo. Apoyo. Cariño. Reconocimiento.

No se han registrado casos.

Así finaliza el estudio. Espero que haya servido para conocer más acerca del fascinante mundo de las palmas y las palmadas. El Rugby Ávila Club seguirá atento a la publicación de este y otros estudios similares para compartirlo con aficionados y amigos.

Mientras tanto, aquí seguiremos. Haciendo cosas, por el bien de las cosas.

Cronista.

Deja un comentario