Crónica

Principio de incertidumbre.

Pongámonos en situación. Viaje de vuelta del Rugby Ávila Club después del partido que nos había enfrentado este sábado 23 de febrero al Talavera Rugby Club. En la sucesión de curvas que forman la carretera del puerto del pico se produce la conversación más rara que ha tenido y, posiblemente, tendrá lugar en este equipo. El principio de incertidumbre de Heisenberg.
Era la consecuencia lógica del partido. Existía en principio, la incertidumbre. La incertidumbre de afrontar un partido una semana después del anterior, con numerosas bajas acumuladas que nos dejaban pocos cambios en reserva, novatos sin estrenar. Incertidumbre por la delantera a alinear y por la línea, que tantas dudas dejó en nuestro último partido....

Melé

Mamá, quiero ser delantero.

Este fin de semana el Rugby Ávila ha tenido el placer de devolverle la visita al Valle del Jerte R.C. en su casa, en Plasencia, en un partido disputado a la hora de comer, entre una marabunta de partidos de fútbol.

Intento imaginar el pensamiento de los asistentes a los partidos de fútbol acostumbrados a la fisonomía delgada de los futbolistas cuando ven salir del vestuario a una decena de fornidos hombres vestidos de rosa que corretean alrededor del campo de juego. El shock debe de ser grande. Surgirán todo tipo de comentarios “graciosos” sobre gordos, panzas, tripas, etc. Si no hubiera tenido la suerte de conocer el rugby supongo que pensaría lo mismo. Pero no, los conozco. No son gordos, son delanteros......

Domingo de dolores.

El pasado sábado tuvo lugar el primer partido amistoso del año 2013 para el Rugby Ávila que nos enfrentó al C. R. Valdemoro en los campos de la ciudad deportiva de Ávila. Este partido estaba especialmente marcado en rojo en nuestro particular calendario de temporada. Valdemoro milita en la cuarta división regional de Madrid y nos ha servido de test para medir nuestro nivel competitivo pensando en la temporada próxima.

Objetivamente se podría concluir que la prueba fue un éxito. Ávila consiguió una trabajadísima victoria por 15-10 frente a un rival durísimo....

Y no se ganó en una hora…

Dice el dicho de tradición popular que Zamora no se ganó en una hora y el pasado sábado el Rugby Ávila pudo comprobar que así era y que así sigue siendo. Este era el último partido del año 2012 frente al Zamora Rugby Club y dejó luces y sombras en un partido raro para todos.

El partido comenzó con un buen juego, dinámico y fluido por parte de ambos equipos.....

Doce, fueron doce.

Un día escribí que cuando el Rugby Ávila ganara su primer partido de la temporada tal vez me dedicara a hablar detalladamente del partido, de los ensayos, de las jugadas…que haría sonar las fanfarrias para honor y gloria de los jugadores. Si hubiera escrito esto inmediatamente después del partido posiblemente habría sido así pero han pasado dos días y la perspectiva cambia.

Ya no queda gloria, ya no queda euforia. Sólo quedan dolores, moratones, heridas. Como siempre, como cuando se pierde. La diferencia es el dulce analgésico que es ganar un partido. Ganar haciendo lo mismo que cuando se pierde, pero mejor.....

Páginas