Desde mi Ala

Segundo partido de la temporada y segunda victoria para el RAC.

Segundo partido de mi vida y sigo sin enterarme de nada. Creo que después de tres o cuatro partidos más mi nombre va a ser Alvaro ‘Patada’. Es que el partido no empezó demasiado bien. En primer lugar, nos toco jugar el sábado por la mañana, que es una m***** porque te descoloca totalmente las horas del tercer tiempo. Después, prácticamente con la primera jugada, me vi con un balón en las manos dentro de nuestra zona de ensayo. La gente me gritaba que patease, pero había un tío de Tres Cantos encima mío y no veía por donde, así que me la comí, gente cayó encima mía y no tengo ni idea de que pitó el árbitro, pero defendimos una melé en nuestra línea de 5 y salimos de allí sin más daño. El daño llego después. Al poco ellos montaron una jugada a la mano, el balón llegó hasta su ala, le plaqué como pude y caí encima de su codo que se me clavó en el esternón. Han pasado dos días y me duele al toser. Lo mismo tengo una fisura. Debería ir al médico.

El caso es que durante la primera parte esta situación se repitió unas cuantas veces. Mucho juego de delantera (poco a poco se fue imponiendo la nuestra) y de vez en cuando  su zaguero o algún centro se venían a mi zona. Yo estaba placando de p*** pena, menos mal que llegaban por allí rápido nuestros centros a placar como dios manda y conseguimos que apenas avanzasen metros. Entre tanto nosotros logramos un ensayo y Carras transformó la patada, así que iba bien la cosa. En un avance nuestro ellos recuperaron un balón y pegaron una patada defensiva que, como no, me pillo adelantado. Corrí hacia atrás y casi la cojo. Al menos no hice avant y no me dio en la cara como en el primer partido. Poco a poco. 

Mi momento estelar llegó mediada la primera parte. Hicimos una buena jugada toda la linea, llegando el balón hasta Josito, al que placaron pero pudo hacer un off-load. La cogí y corrí por la banda hasta que un tipo me placó en los muslos. Durante esos 5 ó 6 metros que recorrí me sentí como el p*** Bryan Habana.

En la segunda parte cambié de banda, para seguir cerca del Mister y que me pudiese dar voces. Bueno, voces me daba todo el que pasaba por allí. Si no daban voces, yo preguntaba, que seguro que no estaba en mi sitio. Paciencia tienen conmigo. El caso es que la segunda parte empezó bastante bien. Dejamos de cometer un golpe de castigo cada dos minutos y pudimos tener más el balón. Ensayamos otra vez, creo que fue Agus y nos pusimos 14-0. Una gaita sonaba en la grada y nos estaba poniendo las pilas cosa fina. Estaba tocando un tal Nefta. Tío, no te conozco, pero si lees esto que sepas que te lo agradecemos mucho. 

No se que pasó, pero hubo un momento en que perdimos la concentración o que ellos apretaron, el caso es que Tres Cantos consiguió ensayar. La patada la fallaron, así que la cosa iba 14-5. Parecía que todo se iba a complicar más cuando el  señor colegiado sacó una amarilla a Pablo, pero apretando mucho los dientes conseguimos otro ensayo, creo que de fue Nacho tras una jugada de pillo de Santi. Otra transformación y 21-5 a falta de 10-15 minutos. 

Durante toda la segunda parte mantuve un intenso duelo con el ala de Tres Cantos. Un duelo de miradas. No le pasaron ni una vez el balón en jugada y a mi tampoco me llegó, así que nos dedicábamos a intentar placar a los centros que se aventuraban por nuestra banda. ¿Os he contado que en la primera parte plaqué de p*** pena?. Pues en la segunda no mejoré. En ataque me pegué un par de buenas carreras saltando los cadáveres que Agus y David dejaron a su paso, pero como no soy fans de Mister Off-load pues llegué para limpiar las abiertas y poco más.

Por la otra banda sí que debió de haber más juego, porque al otro Álvaro también le gritaban mucho. Alguien sugería que se cortase las manos, pero creo que no sería buena idea ya que le vinieron muy bien para apuntarse la chuleta de las canciones del tercer tiempo. Lo hizo muy bien, sin gallos ni nada.

A falta de cinco minutos ellos anotaron otro ensayo, pero no transformaron, así que 21-10 fue como terminamos. Intentamos ir a por otro ensayo para el bonus, pero no hubo manera.

En resumen, segunda victoria de la temporada, aunque las dos sin bonus ofensivo. El Mister insiste en que bajemos a entrenar y nos lo tomemos con seriedad, que tenemos un buen equipo con una delantera grande y con tres cuartos potentes. Aunque puede que lo que más nos diferencie de otros equipos es que sólo tenemos un hipster en la plantilla y eso, quieras o no, debería permitirnos pelear contra la mayoría de nuestros rivales. Ya se verá, que esto es muy largo y no ha hecho mas que empezar.

Para concluir, sólo me queda agradecer el buen partido de Tres Cantos, que creo que todos estaremos de acuerdo en que fue duro, pero limpio en todo momento. Gracias chicos y hasta el partido de vuelta.

 

Álvaro Jiménez