DAVID CONTRA GOLIAT

En el libro de Samuel, la Biblia narra la historia de David contra Goliat en la que un pastor armado únicamente con una honda es capaz de derrotar a un armado gigante, logrando con ello liberar al pueblo de Israel de la invasión filistea. Pero, siendo realistas, esto rara vez sucede. El pez grande se come al pequeño, a los elefantes no les dan miedo las ratas, es complicado que una pequeña empresa compita contra una multinacional y es prácticamente imposible que vuelva a ocurrir otro Alcorconazo.

No andaré muy lejos al afirmar que el rugby es uno de los deportes en los que más se nota la diferencia de nivel entre dos equipos, por lo que, si adaptamos nuestra historia bíblica al deporte ovalado, ya podrían los compatriotas de David ir buscando el teléfono de una buena funeraria (¿existirían funerarias en aquella época?).

Centrándonos en el partido, sólo hubo un color. El negro de la camiseta del Club Atlético de Rugby. Lo negro que iban viendo los jugadores del RAC el partido a medida que iban cayendo ensayos en su contra. Los atléticos fueron superiores en cada una de las líneas y fases del juego, con una delantera potentísima que conquistaba cualquier fase estática y unos tres cuartos ágiles y fluidos que se colaban por cualquier resquicio de la defensa abulense, que no se había visto tan superada en ninguno de los ya bastantes partidos disputados desde que se formó el equipo. El rugby y sus diferencias de nivel, ¿recuerdan?

Quizás lo único reseñable del partido fueron los debuts con la camiseta del Rugby Ávila Club de Santi, Dani, y un tío que se hace llamar Rosado al cual nadie de los que forman el equipo conoce por ese nombre.

Ahm, ¿y el resultado? Ni siquiera importa. No es de la liga del RAC. Ni siquiera de Cuarta Regional, ya que el Club Atlético de Rugby tiene un nivel que no corresponde a la competición que juegan los abulenses y, si me apuras, incluso superior al de las cuatro categorías que forman el conjunto de la Regional Madrileña.

Volviendo a los relatos bíblicos, la Biblia también contiene multitud de ejemplos sobre superación de duras derrotas, así que es lo que toca, sobreponerse a este serio correctivo y pensar en el siguiente partido, en el que los abulenses deben de dar la cara y demostrar que seguirán luchando por los puestos altos de la clasificación.

 

Cronista.