AVILA!!!!!! AUUU

 

Dicen que las cucarachas son los únicos insectos que pueden sobrevivir a un ataque atómico, dicen que los jugadores de ajedrez son personas que pueden mantener la concentración más de dos horas seguidas. El sábado pasado había cucarachas ajedrecistas vestidas de rosa, las cuales solo sabían recibir bombardeos atómicos en la línea de ensayo de Ávila. Cada melé era como un sable que te clavan en tus costillas, un dolor punzante, intenso que genera un desgaste de energía que cada vez te va haciendo más débil. Todas esas cucarachas gordas por más que recibían golpes de los contrarios por el centro, derecha e izquierda no eran capaz de sobrepasar esa línea de ensayo. El cuerpo humano se define por la conexión entre la mente  y el cuerpo. Esa conexión es vital pero cada parte se puede derrumbar independientemente. Por eso es el equilibrio, el sábado el cuerpo se derrumbaba en cada mele, pero la mente era la que continuamente le daba la mano al cuerpo para que se levantara. Me puedo imaginar que con una simple mirada de tu compañero era motivo suficiente para gritar  a tu cuerpo levántate que vamos a ganar este partido. Después del asedio continuo en la línea de 22 de Ávila, los rosas empiezan a avanzar como si de una bestia herida de muerte  saca su último coletazo de energía. Avila empieza a generar fases de juego con placajes y continuidad, desde la grada tu corazón empieza a bombear de igual manera que cuando Iniesta marco el gol (odio el futbol), cuando ves a tu mujer por primera vez y dices ella es, cuando escuchas el audio de Santi Osito cantando la canción de los Nikkis. Pero en Rugby como en la vida hay que ser astuto, zorro, avispado, vivo y ese fue Pablo Montero. El balón estaba a 3 metros de la línea de ensayo,  había una fortaleza de caballeros para que no ensayara Ávila. Pero David gano a Goliat, Pablo vio esos 30 cm hueco y se lanzó al muro, pero resulta que el muro era de escayola y lo rompió y poso. Cuando el árbitro pita ensayo es cuando tu mente empieza a experimentar esa cosa,,,, que se llama ALEGRIA!!!!. Toda la tensión acumulada empiezas a expulsarla dándote abrazos con esa gente que comparte este maravilloso deporte llamado Rugby.

Las cosas no pasan por casualidad, el sábado fue el reflejo de muchos aspectos intangibles que se materializaron en el partido. El desgaste físico gracias al polvo en Agosto en el Soto, la concentración  la música Irlandesa del vestuario, el compañerismo por el anda muérete y que te pires, la afición los familiares incondicionales, el color rosa parcheado gracias a los esponsors que podemos entrenar en hierba. El escudo, nuestro orgullo, nuestra tierra, defenderla hasta el último suspiro. Las gafas caídas por ese presidente tan bueno que tiene el club. Seguro que tendremos más emociones con este equipo pero la del sábado pasado será difícil de superar, gracias chic@s por hacer grande a este club.