Escuela de Rugby

Ya esta abierta la preinscripción en la escuela de Rugby para el curso 2018/19.
El único requisito es tener mas de más de 6 años y ¡ganas de jugar!
Durante el mes de octubrr puedes probar a entrenar con chicos de tu edad los martes y jueves de 17 a18 en el campo de hierba de la ciudad deportiva.

Campaña de Captación de Jugadores Rugby Ávila Club

Campaña de Captación de Jugadores

¿Te gusta el Rugby? ¿Quieres probar algo nuevo? ¿Siempre te has preguntado que se siente al entrar en una melé? ¿Quieres practicar un deporte de equipo en el que se fomentan valores como la amistad y el compañerismo?

No lo dudes, acercate a probar con nosotros y repetiras.

Da igual tu edad, tu condicion física, tu estatura, si no has jugado nunca al rugby, animate y ven a entrenar con nosotros que aqui tenemos un sitio para ti.

Unete al Rugby Ávila Club

Si estas interesado en disfrutar de este deporte y quieres probarlo ven a entrenar con nosotros. Los horarios de entrenamientos son en el campo de tierra de la ciudad deportiva y los horarios son:

Martes de 19.30 a 21.30
Jueves de 19.30 a 21.30

Hijos del Rock & Roll.

“Bienvenidos a la liga de Castilla y León”. Hasta en tres ocasiones se oyó esta frase en el corro de los jugadores. No fue un tono cordial y amable, un tono que dé ganas de quedarse. A veces necesitamos que nos recuerden dónde estamos y quienes somos. A veces necesitamos......

(Des)encanto.

Soy de la generación que creció con Los Simpsons, pero la generación que creció de verdad. No las generaciones posteriores que conocen los capítulos gracias a las innumerables reposiciones en televisión. Yo hablo de crecer en blanco y negro, con la emisión en La 2, por la noche, cuando estaban considerados dibujos para adultos y no podían emitirse en horario infantil. Luego pasaron a Antena 3 y la audiencia los convirtió en “nanananananana, ¡líder!”.

Crecí viendo Los Simpsons con tanta fidelidad y fervor como para lograr que mis padres aceptaran esperar a que terminaran los capítulos para poner el telediario. Son parte de mi vocabulario, de mis expresiones, de mis referencias, de mi fondo de armario e incluso de mi fe, porque “normalmente no rezo, pero si estás ahí­, por favor, sálvame Superman”.

Páginas